Investigación y Conservación

En nuestra empresa apostamos por conservar las variedades hortícolas que nuestros antepasados han ido seleccionando. Estas variedades autóctonas son únicas, y la condición de isla ha hecho que perduren en el tiempo con características singulares. Además, son normalmente las que se adaptan mejor a las condiciones climáticas de Mallorca.

 

Contamos con un campo de ensayo para intentar mejorar estas variedades hortícolas autóctonas. Seguimos sembrándolas para hacerlas un poco más rentables y para que no corran peligro de extinción. Algunas de estas variedades son el melón erizo; los tomates de ristra y de Valldemossa; los pimentos de ensalada mallorquín, lamuyo mallorquín y picante; la berenjena; siete variedades de coliflores; la cebolla blanca; la col borratxona, la col de cabdell, etc.

Metus mauris habitasse duis ut

Nisi tincidunt quisque posuere curabitur praesent quam turpis erat scelerisque magna, gravida sociosqu nam accumsan tellus dictumst lobortis urna aenean.

Bibendum id dictum a